martes, 25 de diciembre de 2007

CUENTOS CORTOS HILVANADOS




Por Raúl Ponce

Sobre ideas para el arte (1º Parte)





1

Pasmado, aquel artista posmo, no entendía un pomo.

2

Angustiado por la carencia de ideas, Rodolfo -artista conceptual- se mató con un revolver de juguete.

3

Aquel otro, tuvo la esplendida idea de suicidarse. La idea, obvio.

4

Patricia, fue apresada por comercio ilegal de Ideas





5

Tenía tantas y tan buenas ideas estéticas, que fundó el Mercado de las Ideas para el Arte. Cotiza en Bolsa.

6

Los proyectos de aquel empresario eran tan improductivos e inútiles que los transformó en magníficas Obras de Arte Contemporáneo.

7

Un gran artista conceptual, un tanto díscolo él, tuvo la subversiva ocurrencia de pintar un cuadro. Tras una Reunión Plenaria fue expulsado de ACATAR (Academia Contemporánea Atemporal del Arte) por Indisciplina Manifiesta.






8

Ángela, tuvo la muy buena idea de plagiar ideas

9

Cristian tomó la valiente decisión de descerrajarse un tiro en el pecho en el punto exacto, para no fallar, en que lo hizo el Coronel Aureliano Buendía (marcado con yodo por su médico de cabecera), quien no pudo sin embargo matarse en el intento, pues la bala recorrió el único camino posible sin que tocara ningún centro vital.

Acorde con los tiempos, nuestro artista consultó por e-mail al ya viejo y retirado galeno que con tal engaño había salvado la vida del mítico guerrero; desde el único Cyber Café de Macondo aquel le envío una detallada, generosa respuesta, acompañada con esclarecedores gráficos insertos en archivo adjunto. Ahora si, sería posible el éxito tan anhelado: su cuerpo perforado, pero saludable, se convertiría en una gloriosa obra de arte vivo; sería disputado por Arco, Kassel, Venecia, etc., etc. Sin duda también por ARTEBA (a estos pobres gatos escuálidos, con ínfulas de Primer Mundistas que lo habían rechazado dos años atrás por considerarlo poco contemporáneo, no les daría bola).

Llegó el Día señalado. Apoyó cuidadosamente la pistola en el pequeño círculo dibujado con precisión de relojero en el lado superior izquierdo de su torso lampiño y sin que le temblara el pulso ejecutó el disparo. Adiós mundo cruel.







Sobre ideas para el arte

.Continúa...

para ver la 2º Parte hacer clic aquí

1 comentario:

El beduino dijo...

Magnificos cuentos!!
Felicitaciones!!!!!!!!!!!!